Ideas para reutilizar tu vestido de novia

Un vestido de novia es un desembolso de dinero muy grande, una de las partes más costosas de una boda, y es lamentable que solo puedas utilizarlo una vez. Es por ello que cada vez más novias buscan alternativas para reutilizar su vestido de bodas.

¿Cómo reciclar un vestido de novia?

La manera de reutilizar o reciclar tu vestido de novia va a depender del modelo que hayas utilizado, así como de tus preferencias. Por supuesto, reutilizar un traje de dos piezas será mucho más sencillo que un vestido de princesa; aunque esto no quiere decir que no puedas encontrarle un segundo uso a este último.

Vestido del diario

Si has optado por un modelo sencillo, siempre puedes convertirlo en un vestido del diario con los accesorios correctos. Con un par de tenis, una chaqueta de jean y el cabello en una coleta baja, nadie notará que se trataba de tu vestido de novia; pensarán que es uno de esos modelos de Zara que están tan de moda ahora.

Vestido de noche

A diferencia de la opción anterior, cualquier vestido de novia puede convertir en un vestido de fiesta. Una manera de hacerlo es agregar nevos detalles, como pedrería o bordados de colores.

Si eres un poco más atrevida y no te molestan las alteraciones excesivas, o si pretendes reutilizar tu vestido en otra boda, puedes optar por eliminar el color blanco. Desde el rosa claro hasta el negro, pasando por el verde fluorescente, existen una infinidad de colores para elegir que pueden ayudar a darle otro look a tu vestido nupcial.

Conviértelo en dos piezas

Si quieres sacarle la mayor cantidad de usos posibles a tu vestido de novia, entonces tienes que optar por dividirlo en dos partes. Con la parte superior del vestido podrás confeccionar un top, especialmente si el cuerpo era tipo corsé.

Sin embargo, puede que la falda sea la parte más práctica del vestido. Aunque puedes optar por dejarla tal cual, también puedes darle muchos usos convirtiéndola en una falda más corta, usando la tela para confeccionar otro top, o incluso transformándola en un mini vestido.

Fiesta de disfraces o vestuario de teatro

Por el contrario, si no quieres hacer ninguna alteración al vestido, puedes optar por dejarlo tal y como está y buscarle un nuevo uso. Los vestidos de boda son una de las prendas más solicitadas por compañías teatrales, debido a lo que cuesta elaborar uno y la importancia que suele tener el romance en las obras.

Ahora bien, si no te sientes cómoda donándolo, tú también puedes optar por disfrazarte con el mismo. La novia del cadáver es sin duda uno de los disfraces que más llaman la atención en las fiestas de Halloween.

Vestido para niña

Los vestidos blancos y delicados también son lo habitual en ceremonias religiosas como el bautizo o la comunión; y es aquí donde tu vestido de novia puede adaptarse para ser usado por una niña, tal vez tu sobrina o algún familiar. Si lo guardas unos cuantos años, incluso podría ser tu hija quien lo lleve en su bautizo.

¿Guardarlos para después?

Por supuesto, no es obligatorio reutilizar o reciclar tu vestido de novia. Tal vez te has enamorado tanto del vestido que hacerle cualquier alteración te parece impensable. Y además hay escenarios en que puede volver a lucir; en tu renovación de votos, por ejemplo, o en la boda de tu hija.

Guardar el vestido también es una opción, pero es importante que se haga correctamente. Hay que protegerlo de la luz, el polvo y la humedad, para que no sufra ninguna alteración con el pasar del tiempo. Y es que encontrar el vestido de novia ideal ha requerido de mucho esfuerzo como para descuidarlo.

Deja un comentario