Las telas del vestido de novia

Cuando se piensa en el vestido de novia ideal, lo más probable es que ya haya un modelo en mente, pero poco se habla de la tela en que estará confeccionado. No obstante, esta una parte muy importante del vestido, que no solo es estética sino también funcional.

Las telas para el vestido de novia tienen características propias, se adecuarán a tu figura de forma diferente, y aportan distintos beneficios. Algunas telas, por ejemplo, estarán recomendadas para las bodas de invierno y otras para verano. Veamos cuáles son.

Telas fluidas

Este tipo de telas son ligeras, lo que las vuelve perfectas para el clima cálido, ya que son transpirables. Además de pesar muy poco, las telas fluidas tienen buena caída y mucho movimiento; sin embargo, pueden dar cabida a transparencias.

Chifón

Laurel – Rebecca Ingram

Esta tela es liviana y traslucida, fabricada en hilos de algodón, seda, rayón o fibras sintéticas. Aunque es más común en velos, debido a su espectacular caída, también es muy usada en vestidos de estilo bohemio o con faldas vaporosas de muchas capas.

Crepé

Kelsey – Rebecca Ingram

El crepé es una tela suave y lisa que se distingue por su superficie granulada; este puede estar fabricado en lana, seda, algodón o poliéster. Tiene un acabado rugoso, lo que otorga textura al vestido. Con ella se suelen confeccionar vestidos de novia minimalistas de siluetas largas y elegantes, ya que se ajusta a la piel.

Organza

Avalon – Maggie Sottero

También se hace en seda o algodón, y tiene la cualidad de ser transparente; sin embargo, a diferencia del chifón, es mucho más rígida, lo que la vuelve ideal para vestidos más estructurados. Tiene volumen propio y puede ser lisa, opaca, brillante o satinada. También se utiliza como base para bordados u otros apliques tridimensionales.

Satén o raso

Anniston – Maggie Sottero

Ambas son telas de acabado brillante que imitan a la seda, con la diferencia de que el satén está fabricado en algodón, mientras que el raso es de fibras sintéticas; esto hace que varíen en precio. Se encuentran en vestido tanto sencillos como en aquellos diseños más elaborado. Por su sutil caída, son muy utilizadas en vestidos lenceros.

Telas pesadas

También conocidas como telas estructuradas, este tipo de telas son muy firmes, por lo que dan cuerpo al diseño y suelen constituir la base del vestido. Al tratarse de tejidos más densos, son muy utilizados en bodas de otoño o invierno, especialmente en vestidos de corte princesa u otro corte elegante.

Brocado

Vesta – Rebecca Ingram

Esta tela suave y aterciopelada está entretejida con hilos de metal (oro o plata) o con hilos gruesos de seda, dando como resultado dibujos en relieve. Es posible encontrar flores, figuras geométricas o arabescos en relieve. Es una tela bastante pesada, reservada generalmente para vestidos clásicos y sofisticados.

Mikado

Zinaida – Maggie Sottero

También conocida como mikado de seda porque está fabricada a partir de esta última, este tipo de tela tiene un aspecto grueso y un tacto algo granulado. Al ser una tela rígida, es ideal para vestidos de novia en los que se quiere dar un volumen controlado a la falda, como aquellos de corté princesa o evasé.

Jacquard

Aspen Marie – Sottero and Midgley

Aunque es visualmente parecida al brocado, el tejido Jacquard se teje directamente sobre la tela. Es por ello que esta tela tiene una apariencia más sutil y suavizada. Sin embargo, al igual que el brocado, el Jacquard es muy popular en los vestidos lujosos y elegantes, debido a su textura interesante.

Texturas y efectos

Por supuesto, un vestido de novia no se limita al cuerpo de este, y hay muchos detalles que lo hacen único. Dependiendo del estilo de la boda y de las preferencias de la novia, puedes añadir encaje, tul, perlas y todo tipo de texturas y efectos para transformar el vestido.

El encaje es una tela ornamental elaborada con bordados que pueden estar hechos a mano o a máquina. Suele utilizarse sobre otras telas para dar un toque romántico a las piezas.

  • Encaje: se trata de un tejido muy romántico formado por bordados bien sean hechos a mano o a máquina. Hay gran variedad de diseños y puede ser utilizado sobre otra tela base o en piezas donde no importe la traslucidez como las mangas.
  • Tul: es una tela en forma de red muy empleado para confeccionar velos o faldas voluminosas. Sin embargo, el tul nude también es común encontrarlo en faldas, escotes o mangas, con apliques tridimensionales.
  • Lentejuelas: pueden variar en color, tamaño y brillo. Con ellas se pueden crear diferentes diseños y patrones, pero suelen ser costosas debido a que es un trabajo artesanal.

¿Cuál tela elegir para tu vestido de novia?

Elegir tu vestido de novia puede requerir de mucho esfuerzo, como para también dedicarlo tiempo a pensar en tipos de tela; lo entendemos, y es para ello que están los profesionales. Infórmale a tu asesor de todos los detalles de tu boda, como clima y estilo, tus preocupaciones, el tipo de vestido que tienes en mente, etc. Y juntos encontrarán tu vestido de novia ideal.

Deja un comentario